Lección 123: Gracias Dios por los regalos que me has concedido


Lección 123- Gracias Dios por los regalos que me has concedidoPuedes sentirte agradecido por tus logros, que son mucho más grandes de lo que te imaginas.

Dedicar un día a sentirte agradecido te aportará el beneficio adicional de poder ver lo grande que ha sido tu progreso y los regalos que has recibido. Alégrate de que Dios no te haya abandonado a tu suerte. Dale gracias hoy. Agradece que se te haya salvado. Alégrate de tener una función que desempeñar en la salvación.

Hoy le sonreiremos a todo aquel que veamos y marcharemos con paso ligero para llevar a cabo nuestro cometido.

No caminamos solos. Gracias por escuchar el mensaje de Dios. Un mensaje que no se haya oído no puede salvar al mundo, por muy poderosa que sea la voz que lo comunique o por muy amoroso que sea el mensaje.

Gracias por haber oído, pues así te vuelves el mensajero que lleva la voz de Dios consigo y que la deja resonar por todo el mundo. Dios bendecirá tus regalos compartiéndolos contigo. Y así, su poder y fortaleza crecerán hasta llenar el mundo de gozo y gratitud.

Acepta las gracias que Dios te da y dale las tuyas durante quince minutos en dos ocasiones hoy. Las gracias que le das, tendrán el poder de brindarle la salvación al mundo miles y miles de años más pronto.

Acuérdate de pensar en Dios cada hora y de darle las gracias por todo lo que te ha dado.